Gestión de la cadena de suministro

En 2018, el Grupo trabajó con 555 proveedores de los cuales, en términos de facturación, los fabricantes representan el 71% del volumen comprado mientras que los distribuidores representan el otro 29&

CAREL promueve el uso de proveedores locales.  Así, aproximadamente el 69% de sus proveedores se encuentran en Europa, un 29% en Asia y un 2% en América, Oriente Medio y África, en función de las compras totales realizadas en 2018.  Esta asignación se debe a que los proveedores chinos trabajan con sitios de la UE y de fuera de la UE, CAREL Suzhou centraliza sus compras de material en proveedores chinos y asiáticos para después distribuirlos a todas las plantas de producción de CAREL.

CAREL selecciona sus suministros en base a principios de imparcialidad, competencia, competitividad y precio, asómo como transparencia y excelencia, de acuerdo con los más altos estándares de calidad.  Las transacciones de suministro cumplen con la ley y las regulaciones sobre trabajo, derechos humanos, salud y seguridad, el medio ambiente y las normas anti-corrupción en los diferentes países y los principios establecidos en el Código de Ética.  Se requiere que cada proveedor garantice el cumplimiento de los derechos humanos fundamentales, los principios de igualdad y trato y no discriminación y prevención del trabajo infantil y forzado.

CAREL evalúa a sus proveedores considerando sus habilidades técnicas, la calidad de sus bienes/servicios, los plazos de enrega, los precios, las condiciones de pago, y las condiciones de compra en general.  Exige altos estándares de rendimiento en términos de costes, calidad, servicio y sostenibilidad y, específicamente, los sistemas de gestión de calidad de sus proveedores deben tener la certificación ISO 9001:2015.

Para CAREL es fundamental mantener un diálogo continuo con sus proveedores y el intercambio de buenas prácticas y habilidades, esto es esencial para obtener productos y servicios de calidad dentro de los plazos solicitados.  Esta interacción se realiza mediante visitas del personal técnico y especialistas en control de calidad y plataformas de TI utlizadas para compatir información, incluída la gestión y actualización de pedidos.

Una cadena de suministro compleja como la de CAREL, con proveedores nacionales e internacionales, requiere supervisión y actualizaciones constantes, dados los riesgos intrínsecos significativos que pueden derivar de una mala relación con los proveedores.  Con el fin de garantizar la disponibilidad de los materiales para las fases de producción, diversificar los riesgos y garantizar el tiempo necesario para distribuir, CAREL programa su producción detalladamente y establece que una parte creciente de sus componentes sean suministrados por al menos dos proveedores.

Otros riesgos se relacionan con la protección del medio ambiente, los derechos humanos y la salud y seguridad en el trabajo.  Específicamente, el Grupo está expuesto al riesgo de que sus proveedores no cumplan con sus estándares de calidad o las regulaciones sobre empleo y atención médica, salud y seguridad ocupacional o que puedan entregar materias primas o componentes defectuosos o que no cumplan con lo establecido.  Otro riesgo es que los proveedores no puedan entregar las materias primas o componentes dentro del plazo acordado por cualquier motivo, que podrían afectar negativamente al ciclo de producción de CAREL y causar retrasos en las entregas a los clientes, con un efecto negativo en la reputación de la compañía.

Las herramientas actuales de CAREL para gestionar estos riesgos incluyen la detección de proveedores y las verificaciones iniciales de su estructura mediante visitas para ver que efectivamente cumplen con los estándares del Grupo.  Estas verificaciones incluyen una inspección técnica del equipo y la planta y una revisión del entorno de trabajo.