Centros comerciales

CAREL solutions for shopping centres
 
  • Más

    • Humectación en invierno y enfriamiento en verano para el máximo confort de los clientes;
    • Ahorro energético en el acondicionamiento del aire en el verano con el enfriamiento adiabático;
    • Soluciones a medida para la conservación de los productos en cada tienda;
    • Reducción de la pérdida de agua y conservación de la frescura de la fruta y verdura con cámaras frigoríficas dotadas de humidificadores en los supermercados.
  • Características generales

    Los centros comerciales son grandes edificios con una distribución de espacios muy variada, desde un gran supermercado a una pequeña boutique y grandes áreas abiertas.  Cada uno de estos espacios requiere soluciones específicas para el tratamiento del aire, con el fin de garantizar tanto el bienestar del consumidor como la conservación de los productos.

    En invierno el aire exterior, frío y húmedo, se calienta a una temperatura de unos 20ºC.  Así, sin embargo, la humedad relativa disminuye drásticamente, hasta el 10-30%, lejos de las condiciones que garantizan el bienestar de las personas (40-60% HR).  Por lo tanto, es necesario un sistema de humectación del aire capaz de modular su caudal en función de las condiciones climáticas.

    Estas grandes estructuras tienen frecuentes pérdidas de calor y renovaciones de aire, que influyen en el sistema de acondicionamiento en verano, que a menudo resulta ser una de las partidas de coste más relevantes en la gestión de estos edificios, a pesar de la tendencia cada vez más difundida de utilizar intercambiadores de calor para limitar el despilfarro energético.  

    La solución óptima es integrar en los sistemas "tradicionales", basados en el ciclo de condensación y expansión de un gas frigorífico, sistemas de enfriamiento evaporativo.  Estos funcionan atomizando el agua en millones de finísimas gotitas que se evaporan rápidamente en el flujo de aire, enfriándolo.  100 kg/h de agua que se evaporan, absorben unos 69 kW de calor del aire, con un consumo eléctrico inferior a 1 kW, es decir, ¡unas 20-25 veces menor que un sistema tradicional!  En la amplia gama de humidificadores adiabáticos ofertados por CAREL, existen soluciones que, con un único sistema, satisfacen ambas exigencias: humectación en invierno y ahorro energético en el acondicionamiento en verano.

    Además de los espacios comunes, también los puntos de venta individuales pueden requerir una solución específica para su producto.  En los supermercados, por ejemplo, en las cámaras frigoríficas para la conservación de fruta y verdura se integran sistemas que controlan y mantienen la temperatura y la humedad relativa del aire en valores óptimos.  CAREL dispone de una amplia gama de soluciones, fiables y que suponen un ahorro energético, y que controlan con precisión las propiedades termohigrométicas del aire, y permiten preservar el aspecto y la frescura de los alimentos, reduciendo los residuos y mejorando la comercialización.