Cuadros eléctricos para catering y mesas calientes

  • Características generales

    CAREL propone una serie de soluciones para hostelería, incluyendo aplicaciones como mesas calientes, baño maría, fermentación y abatidores de temperatura, equipados con una línea completa de terminales de usuario.  La versión completa incluye un display gráfico capaz de satisfacer las necesidades de los usuarios más exigentes quienes buscan siempre soluciones innovadoras.  La amplia gama de productos disponibles satisfacen todas las exigencias, asegurando al cliente final un producto correctamente conservado y con la mayor calidad.  

    En los instrumentos de última generación está integrada la gestión del HACCP.  La configuración de los parámetros se realiza directamente en el dispositivo.  Es posible configurar los límites de tiempo y temperatura previstos por las normativas para la conservación de los alimentos.  El control gestiona automáticamente la monitorización de las unidades, indicando situaciones críticas.  El programa estándar permite gestionar completamente las unidades de parada de fermentación o abatidor de temperatura configurando ciclos de funcionamiento, temporizaciones y set point de temperatura y humedad variables.  En el control de las cámaras de fermentación también está previsto el control de la humedad del aire, gracias a la amplia gama de humidificadores CAREL por electrodos sumergidos tipo humiSteam.  

    En el control del abatidor es posible gestionar de forma distinta la temperatura de regulación y la temperatura de "punto caliente" decidiendo qué magnitud visualizar en el display y cuál utilizar para la regulación de las unidades en las distintas condiciones.  Una vez puesto en marcha el ciclo de reducción, el control efectúa la estrategia mejor para llevar al producto alimentario a alcanzar las temperaturas deseadas en los límites de tiempo configurados.  

    Estas soluciones garantizan el control de las temperaturas del producto alimentario conservado conforme al sistema HACCP, indicando las situaciones críticas asociadas a límites de temperatura y de tiempo.  La programación de parámetros es posible directamente desde el instrumento o por medio de un sistema de supervisión, si existe.