Impulsado por CAREL

Las soluciones CAREL se colocan dentro de unidades más grandes.  Válvulas, sondas, controladores, termostatos y supervisores que componen soluciones de control para sistemas de acondicionamiento, refrigeración o calefacción, y de humidificación y de enfriamiento evaporativo.  Componentes que desempeñan un papel fundamental en un sistema más amplio.  Su trabajo supervisando y controlando estos sistemas ayuda a mejorar el rendimiento general y garantiza un importante ahorro energético.  Aunque no podamos verlas, las soluciones CAREL marcan la diferencia.
 
 

CAREL, la diferencia que cuenta

Nuestra experiencia va más allá de los límites de los componentes individuales.  Nuestra forma de ver y entender el sistema en su conjunto nos permite ofrecer soluciones innovadoras y eficientes.  Nuestra amplia y variada oferta tiene aplicaciones en muchos contextos diferentes.
Desde laboratorios a datacenter, supermercados o fábricas de papel, hospitales, oficinas y museos, a través de la combinación de controladores electrónicos, humidificadores, válvulas, sondas y sistemas de monitorización, CAREL puede suministrar soluciones completas e integradas que aumentan significativamente el ahorro energético.
Con el respaldo de más de 40 años de experiencia y un conocimiento pormenorizado de los diferentes contextos, logramos mejoras en el sistema completo.  Nuestras soluciones integradas mejoran la eficiencia general.  No sólo los productos, también la experiencia y la profesionalidad, todo es importante para aumentar el rendimiento.
Los resultados pueden ser cuantificados en términos de ahorro de energía gracias a las innovaciones introducidas y las características implementadas.
 
 

Consultas para soluciones de alta eficiencia

Aplicadas en dos grandes categorías, las soluciones CAREL están diseñadas para mejorar la eficiencia de ambientes completos (soluciones de sistema) o unidades (unidades de control).  Numerosas aplicaciones pueden disfrutar de los beneficios de nuestros innovadores sistemas.
Por otra parte, nuestros profesionales pueden definir soluciones customizadas y sistemas hechos a medida de acuerdo a minuciosos análisis o situaciones individuales.
A lo largo de los años nos hemos ganado la confianza de nuestros clientes, OEMs, distribuidores autorizados, instaladores o usuarios finales, gracias al rendimiento de nuestras soluciones. 
Tomando como ejemplos los supermercados, hemos calculado que más del 50% de los costes de funcionamiento se deben a la energía consumida por el sistema de refrigeración, seguido en segundo lugar por el acondicionamiento del establecimiento.  Por consiguiente, hemos diseñado válvulas de expansión electrónica que pueden lograr un ahorro energético de más del 20% anualmente.  Al mismo tiempo, aseguramos el funcionamiento de los compresores en las mejores condiciones posibles (menor presión y temperatura de descarga), lo que significa menos errores y unos costes de mantenimiento mucho más bajos.